Cómo serán los servicios de delivery con drones

Back to Blog

Cómo serán los servicios de delivery con drones

Algunas experiencias en curso permiten anticipar cómo serán las entregas con vehículos no tripulados, qué productos realmente se distribuirán por esta vía y qué cambios implicará para la logística integral.  Si bien el uso de drones no reemplazará completamente a los métodos de entrega tradicionales, a los consumidores los entusiasmará la velocidad y la conveniencia del nuevo modelo, que por otra parte tendrá un impacto ambiental favorable. Es probable que el nuevo escenario presente una confluencia o complementariedad donde los drones se usen junto con vehículos terrestres -incluso podrían lanzarse desde los camiones para entregar paquetería liviana y de bajo costo en la última milla-. Hay que considerar que las baterías de los aviones no tripulados todavía tiene una duración limitada, con lo cual aún no están en condiciones de realizar largas distancias. Por lo demás, reducir el ruido que provocan estos dispositivos será otra clave para su propagación en áreas urbanas.

Casos concretos

La compañía china de e-commerce JD.com está utilizando drones autónomos para la entrega de paquetes: ya realizó 20 mil envíos mediante aviones no tripulados y su CEO estima que el programa de drones tiene potencial para reducir los costos de entrega en un 70%.

La startup israelí Flytrex ya entrega comidas y bebidas de un restaurante en un campo de golf en Dakota del Norte (King´s Walk, en las afueras de Grand Forks). Los golfistas pueden pedir y pagar por los alimentos a través de una aplicación personalizada. El personal presiona un botón y el dron  despega y lleva el pedido a los golfistas de modo autónomo, bajando la comida por un cable en el área de entrega designada.

En alianza con la compañía Aha, Flytrex también inició un programa para entregar alimentos en los suburbios de la capital de Islandia, Reikiavik, enfocándose en 14 ubicaciones diferentes (en principio en áreas abiertas, donde es fácil aterrizar o soltar paquetes). Este servicio “Air Drop” funciona los días que no son demasiado ventosos, ni hay mucha nieve ni mucha lluvia, y entrega alimentos calientes, comestibles y productos electrónicos con drones de origen chino -concretamente el modelo DJI Matrice 600, que transporta 3 kilogramos de carga y puede volar 8 kilómetros entre ida y vuelta-. Estos aviones no tripulados vuelan según las coordenadas de GPS, a lo largo de rutas certificadas libres de árboles, edificios y otros impedimentos, completando la entrega en 4 minutos.

Por su parte Domino’s Pizza se asoció con el servicio de entrega de aviones no tripulados de Flirtey para llevar las pizzas a los hogares en Nueva Zelanda. Y también Uber está acelerando sus planes para entregar hamburguesas mediante drones en 2021.

En el agro

A los pequeños productores agrícolas esta tecnología les podría facilitar una evolución interesante: ofrecer alimentos frescos y saludables directamente al cliente, y eliminar a los intermediarios que se llevan buena parte de sus ganancias. Los productores podrían organizarse como cooperativas para conseguir la escala necesaria para invertir en drones  y administrar la logística.  El sistema de entrega de alimentos “boutique” podría funcionar a través de una aplicación que canalice los pedidos de los clientes a los agricultores y rastree la entrega desde la granja hasta el destino final.

Aunque todavía hay barreras reglamentarias, los drones parecen encarnar el futuro de la mensajería y de la logística. En la medida en que su uso se difunda con las suficientes garantías legales y de seguridad, permitirán realizar ahorros importantes con reducciones palpables en los tiempos de entrega.

Sigamos conversando en Twitter: @MarianoStorni

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog