Tendencias tecnológicas para el 2019

Back to Blog

Tendencias tecnológicas para el 2019

Es evidente que ciertas tecnologías disruptivas ya forman parte del paisaje cotidiano en las organizaciones. Pero en 2019 reforzarán su presencia. Todo indica que la inteligencia artificial (IA) será la estrella del año entrante, y en combinación con edge computing e IoT dará lugar a cada vez más “espacios inteligentes” (fábricas, edificios, ciudades) con elevada integración. Todo esto en un contexto en que la tecnología 5 G y la realidad extendida tendrán un alto impacto.

5G facilitará la conexión simultánea a distintos dispositivos gracias a su menor latencia, mayor velocidad y cobertura. Entre otras cosas, habilitará la paulatina masificación de los autos autónomos. De hecho, según Gartner, en 2021 el 10% de los vehículos será autonómo e impulsará el intercambio de videos de alta calidad. Por otra parte, en el escenario que se viene los objetos autónomos como drones y vehículos tendrán nuevas aplicaciones en contextos específicos. El uso de drones modificará el modo en que las compañías realizan sus mantenimientos, construyen sus instalaciones y manejan sus redes. En el sector energético se usarán para recabar datos acerca de los tendidos, subestaciones o las mismas centrales eléctricas. Y en el terreno agrícola los drones apuntalarán el desarrollo de la agricultura de precisión, gracias al aporte de información sobre niveles de humedad, requerimientos de abono, presencia de enfermedades o plagas, etc.; de hecho se estima que permitirán reducir hasta en un 80% el uso de agroquímicos.

La realidad extendida, entendida como la combinación de todos los entornos reales y virtuales junto a las interacciones de humano-máquina generados por computadoras y dispositivos vestibles, se pondrá al servicio de actividades cotidianas haciendo que, por ejemplo, los hologramas comiencen a ser moneda más frecuente en diferentes procesos. En particular la realidad aumentada seguirá impulsando el desarrollo de estrategias de marketing innovadoras, algo que ya se vio en las promociones de compañías como New Look e Ikea.

IA, punta de lanza

En 2019 la analítica aumentada y la IA liderarán la transformación de los modelos de negocios. La segunda permitirá generar perfiles de clientes más precisos y deducir con mayor precisión tendencias de  los grandes conjuntos de datos. En particular, la automatización de la analítica comenzará a permear de modo consistente las aplicaciones corporativas, ofreciendo información valiosa, profunda y contextualizada especialmente a las áreas de recursos humanos, finanzas, atención al cliente, ventas y marketing. Hasta el propio desarrollo de aplicaciones se nutrirá de la IA, ya que los desarrolladores contarán con herramientas, algoritmos y modelos para favorecer esa integración.

Los gemelos digitales aportarán soluciones ya no solamente para el mantenimiento industrial, sino también para incrementar la eficiencia de activos y procesos, evaluar escenarios posibles y realizar tareas de monitoreo y control. Se espera que al menos la mitad de las grandes compañías usen esta tecnología hacia 2021.

La experimentación con tecnologías inmersivas es algo que se expandirá: Gartner anticipa que en 2022, el 70% de las compañías lanzarán proyectos piloto para uso propio y de los consumidores, aunque solo el 25% se lanzará en producción. Por su parte los bots conversacionales sumarán canales sensoriales expandidos a fin de poder captar las emociones de los consumidores.

Hace rato que venimos diciendo que blockchain ganará protagonismo para resolver temas de trazabilidad y aportar confianza y seguridad en distintas industrias: tal vez no crecerá de modo exponencial, pero sí de manera gradual. Seguramente primero se difundirá para casos el uso en entornos distribuidos pero controlados, por ejemplo, para cadenas minoristas y su red de proveedores.

Por otra parte en 2019 también se avizora un mayor protagonismo de la computación cuántica, ya en formato de servicios comerciales que podrán aprovechar algunas industrias como farmacéuticas, servicios financieros, seguros, automotrices y sector militar.

Hacia el borde

El año que viene el procesamiento continuará extendiéndose hacia el borde y hacia una variedad de nuevos dispositivos. Los edge devices tendrán cada vez más capacidad y la computación perimetral se complementará con la Nube, permitiendo que los servicios centralizados también se ejecuten en los servidores locales distribuidos y en los mismos dispositivos de borde.

Otra tendencia que empezará a vislumbrarse en 2019 con mayor claridad es el pasaje de arquitecturas monolíticas a otras de microservicios: las grandes aplicaciones de software monolítico, que todavía dominan muchas grandes empresas, tenderán a ser reemplazadas por arquitecturas mucho más flexibles, distribuidas y escalables. En efecto: la computación de borde permitirá explotar arquitecturas de microservicios y enviar fragmentos de la funcionalidad de la aplicación a los dispositivos perimetrales, expandiendo con ello el poder de cómputos de un modo indefinido.

En lo que concierne específicamente a IoT se avizora la emergencia de nuevos sensores  que permitirán detectar un arco más extenso de eventos y situaciones. Además, crecerá la aplicación de IA al caudal de información de IoT (datos de sensores, voz, imágenes fijas, video, etc.). Y otra tendencia que ya se observa, pero que seguramente avanzará, es el interés por monetizar los datos recopilados.

Sin lugar a dudas, las organizaciones tendrán que tomar nota de estos lineamientos que se vienen, y empezar a prepararse para un año lleno de disrupciones apasionantes.

Sigamos conversando en Twitter: @MarianoStorni

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog