Soluciones que llegan de la mano de los drones

Back to Blog

Soluciones que llegan de la mano de los drones

Industrias como la agricultura, energía, telecomunicaciones, minería, medios de comunicación, infraestructura, seguridad, transporte y seguros están investigando e implementando soluciones comerciales con eje en los drones. En un texto anterior ya habíamos comentado algunos usos incipientes de esta tecnología. La novedad ahora es que industrias muy diversas están probando soluciones para su actividad cotidiana a partir de las posibilidades que abren estos sistemas aéreos no tripulados. Gracias a su versatilidad para obtener imágenes, estos vehículos son especialmente útiles para relevar el estado de determinadas estructuras o terrenos, tomar datos de control, mapear áreas y llegar a sitios de acceso complicado o peligroso. Y si a eso se le agrega la capacidad de correr diferente tipos de procesamiento y análisis sobre las imágenes y datos que captan, se van perfilando varios nichos en los que los drones pueden sumar mucho valor.

La tecnología de los drones es particularmente apta para monitorear obras y eventos, para la inspección industrial y para gestionar y mantener activos, función en la cual permiten reducir costos. Y si bien es cierto que todavía no abundan los casos de implementación operativos, ya que estamos mayormente ante estadio de pruebas, el interés alrededor de las soluciones de negocios con eje en estos sistemas crece de manera exponencial. Un informe de Goldman Sachs indica que la industria de los drones tiene potencial para alcanzar un valor de mercado de U$S 100 mil millones para 2020. Haciendo a un lado la parte militar, las empresas comerciales adquirirán un 13% del total, que equivale aproximadamente a U$S 14 o15 mil millones.

Al respecto, algo muy interesante es que la evolución tecnológica de estos dispositivos permite obtener mayor granularidad a nivel de datos: hoy su software es capaz de estimar la concentración de minerales, detectar plagas o enfermedades en cultivos, contar cosas (stocks, plantas, ganado), etc. Además, el hardware avanzará en términos de alcance y duración de la batería, y lo mismo sucederá con respecto a su capacidad de carga.

Una tendencia emergente es la de ofrecer drone como servicio (DaaS):  el proveedor investiga cuál sería la mejor plataforma de hardware y software para la industria objetivo específica (telecomunicaciones, medios, energía y arquitectura, ingeniería y construcción, etc.) y diseña un paquete de servicios (planificación, captura de datos, procesamiento de datos, análisis y presentación) que se ajusta a la demanda. Para la empresa cliente puede ser un camino muy eficaz contratar expertos y delegar ciertos procesos a las firmas DaaS en lugar de tener que aprender y ser competentes en estos asuntos complicados y altamente regulados.

Usos concretos y actuales

En el terreno agrícola a partir de la información obtenida por drones ya es posible desarrollar mapas 3D para analizarlos suelos y planificar la siembra, focalizar la fumigación y optimizar el control del riego y los cultivos. De hecho se estima que los drones permitirían reducir un 80% del gasto en agroquímicos, gracias a su aporte para la mejor gestión de los insumos. Hay empresas que están ofreciendo servicios de mapeo y análisis de los datos recogidos por los drones, a partir de los cuales se puede hacer un análisis nutricional del suelo, así como un estudio de insumos y plagas que indica exactamente dónde hay zonas afectadas y dónde es necesario aplicar paliativos.

Por otra parte, en el sector de las telecomunicaciones los drones pueden usarse para inspeccionar antenas, algo que hasta hace poco solo se hacía con personas trabajando en altura. En el de la energía permiten captar información sobre el tendido eléctrico, las subestaciones o centrales eléctricas. Y en el comercio minorista se espera que los sistemas de aeronaves sin tripulantes aporten respuestas para transportar productos hacia zonas aisladas o remotas. Hay gigantes del e-commerce como Alibaba, Amazon o Walmart que ya están investigando la viabilidad de efectuar envíos de pequeños paquetes a ciertos destinos con drones; y lo propio vienen haciendo empresas de correo de Singapur, Alemania, España, Suiza y Francia, además de distintas organizaciones humanitarias -como el Programa Mundial de Alimentos, Médicos Sin Fronteras y Unicef- que están pensando en los drones para remitir medicamentos o ayuda a regiones de desastres naturales o de crisis. Por otra parte hay empresas que ya están haciendo pruebas con envíos en los propios entornos urbanos, como es el caso de Domino´s, de Nueva Zelanda, que usa drones para el delivery de pizza.

Adicionalmente estos objetivos voladores no tripulados pueden usarse para transmitir datos, al actuar como servidores portátiles; de este modo por ejemplo podrían generar entornos Wi-Fi en sitios remotos. Facebook, por caso, ha diseñado el drone Aquila para ofrecer conectividad a zonas donde es difícil ofrecer acceso a internet a través de las tecnologías tradicionales. Además ya es una realidad su uso por parte de distintos medios de comunicación para proporcionar capturas de video vinculadas con las principales noticias, o tomar fotos aéreas. Y también se emplean drones para filmar videos publicitarios de resort y hoteles. Como ejemplo, recomiendo ver este breve video tomado en el interior de la iglesia Sagrada Familia, en Barcelona, España.

Otra intersección que abrirá nuevas posibilidades es la de los drones con la realidad virtual y aumentada: por ejemplo hoy ya existen casos de uso para mostrar sitios culturales y arqueológicos de acceso complicado o que se quieren preservar.

Las empresas tendrán que estar muy atentas a este fenómeno de los drones, ya que permiten diseñar soluciones innovadoras y cambiar sustancialmente la manera en que operan algunas industrias.

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog