Blockchain en los negocios: usos reales

Back to Blog

Blockchain en los negocios: usos reales

La tecnología blockchain, ¿es puro canto de sirenas del marketing tecnológico, o en cambio, está destinada a hacer la revolución que promete? Muchos analistas se refieren al potencial disruptivo de esta tecnología, pero no siempre hacen referencia a los usos concretos en actividades específicas. Lo cierto es que esta herramienta multifacética se está desarrollando, combinando y aplicando en muchas áreas, aunque aún no a gran escala. Se la usa particularmente para validar procesos y hacer que la información se consolide, se comparta y esté protegida de eventuales modificaciones, gracias a la infraestructura distribuida.

Probablemente sea cierto que hay demasiada emoción sobre el futuro de esta tecnología. Pero en definitiva, como dice el refrán, “en la cancha se ven los pingos”. Con lo cual lo mejor es revisar hasta que punto se empiezan a ver implementaciones reales, y en qué sectores específicos.

Iniciativas por sector

Las iniciativas empiezan a verse en diferentes industrias y sectores. El gigante chino del e-commerce, Alibaba, es una de las compañías que está liderando el patentamiento de soluciones. Esta empresa integró la tecnología blockchain para rastrear la información en sus servicios de logística transfronterizos, lo cual le permite mantener un registro inmutable de cada envío (en ítems como producción, transporte, aduanas, inspección y verificación de terceros).  También la usará para luchar contra la falsificación de alimentos, rastreando los productos desde el productor hasta el consumidor.

En el sector de la educación ya hay colegios que están avanzando para almacenar información relacionada con el historial académico de cada estudiante, sus calificaciones y distinciones.

En el ámbito de la salud los casos de implementación se vinculan con las identidades digitales de los pacientes, la investigación clínica, el acceso a los registros médicos, la interoperabilidad nacional, los contratos inteligentes y la medicina de precisión. Por ejemplo MedRec es una iniciativa del MIT que incorpora registros médicos electrónicos de blockchain concebidos para gestionar el intercambio de datos, la confidencialidad y la autenticación. Y HealthCombix es un proyecto para proveer servicios médicos descentralizados.  

En lo que atañe a la seguridad informática, la iniciativa Remme ofrece un sistema de autenticación descentralizado cuya meta es usar certificados SSL almacenados en la cadena de bloques para reemplazar los logins y contraseñas.

Un estudio indicó que el sector bancario mundial podría ahorrar hasta  U$S 20 mil millones para 2022 al implementar blockchain. En este rubro por ejemplo  Barclays lanzó proyectos para combatir el fraude, perfeccionar el seguimiento de las transacciones y asegurar el cumplimiento mediante la tecnología de cadena de bloques.

A nivel industrial, Daimler y Airbus están usando blockchain para hacer el seguimiento de sus piezas en todo su ciclo de vida, lo que también incluye el manejo y las modificaciones realizados por sus proveedores.

En el retail Walmart usa la plataforma de blockchain para efectuar el tracking de los productos alimenticios a través de su cadena de suministro. Y la iniciativa Openbazaar busca crear un mercado minorista descentralizado para comercializar bienes y servicios sin intermediarios.

A nivel de gobierno, Corea del Sur está trabajando conjuntamente con Samsung para crear herramientas para el transporte y la seguridad pública, en tanto que Estonia hizo lo propio con Ericsson para pasar los registros públicos a blockchain, a fin de evitar ciberataques y salvaguardar los datos.

Como se ve, el ecosistema blockchain ya presenta “brotes verdes” en distintos sectores e industrias, y en América Latina hay firmas que están avanzando con pruebas de concepto más que interesantes para distintos sectores, de tal forma que cada organización debería evaluar de qué manera esta tecnología puede aportarle valor en su actividad diaria, y qué soluciones concretas le convendrá incorporar. Lo que está claro es que la cadena de bloques será una herramienta para tener muy en cuenta en los años por venir.

Sigamos conversando en Twitter: @MarianoStorni

 

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog