Aeropuertos 4.0

Back to Blog

Aeropuertos 4.0

En estos tiempos en que empieza a despuntar la nueva “economía de los datos”, los aeropuertos pueden aprovechar “la estela de información” que van dejando los pasajeros para planificar mejor su actividad, mejorar sus servicios y distribuir más productivamente al personal y sus recursos.

En realidad, los aeropuertos siempre fueron entornos ricos en datos, pero ahora existen tecnologías que permiten que esos datos se puedan entender y utilizar mucho mejor, lo cual redunda en un incremento de la eficiencia y en experiencias más ágiles para los pasajeros. Mediante soluciones de big data, hoy los aeropuertos de Dublín, Dubái, London Heathrow y Sidney pueden saber –de modo anónimo- cómo se manejan los pasajeros, si visitan el free shop, si toman un taxi o alquilan un auto, por mencionar solo algunos ejemplos.

Esta evolución también impacta en la satisfacción de los pasajeros, que se evitan las colas para realizar los controles de inmigración y para entregar los equipajes, y además reciben avisos anticipados sobre eventuales demoras en los vuelos, entre otras ventajas.

Claro que el desarrollo de aeropuertos inteligentes requiere la integración de un complejo sistema de infraestructura, procesos, negocios y personas. En este sentido, hoy las soluciones pueden abarcar desde puertas inteligentes, beacons, dispositivos móviles para navegar y sistemas de reconocimiento facial, hasta sistemas de gestión de tráfico aéreo, soluciones de gestión de equipajes y de facturación, vigilancia de seguridad basada en IP y sistemas de información de operaciones de flete, entre otros.

Mayor eficiencia y capacidad operativa

Por un lado los aeropuertos tienen que dar respuestas al incremento del tráfico de pasajeros. Y por el otro, necesitan optimizar su eficiencia. En Latinoamérica, por ejemplo, los datos de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional indican que en los últimos diez años el número de pasajeros se duplicó, y se espera que en 2036 sobrepase los 750 millones.

En tal contexto, la digitalización y el uso de IA están a la orden del día. Esto se traduce en iniciativas como el check-in  online, los kioskos de autoservicio, la lectura de pasaportes automatizada, el autoservicio para despachar equipajes y el embarque biométrico. Hay aeropuertos que por ejemplo “siguen” a los pasajeros mediantes sus smartphones: los localizan a través de sensores (beacons) convenientemente diseminados por la terminal, o vía una app, y les remiten información personalizada (sobre eventuales cambios), les notifican cuando el vuelo está atrasado, les ofrecen distintas alertas y les difunden las ofertas que hay en las tiendas; mediante este sistema los aeropuertos también pueden ubicar pasajeros cuyo vuelo está por zarpar.

Asimismo se está empezando a usar la IA para predecir inconvenientes derivados de obras, atascos, huelgas o inclemencias atmosféricas, de modo tal de poder anticiparles estas situaciones a los pasajeros. Por otro lado, mediante el análisis de los datos de las aeronaves, se busca optimizar el mantenimiento predictivo. Y adicionalmente se aplica el reconocimiento biométrico facial en migraciones para moderar las filas en las áreas de embarque, y también como medida de seguridad para prevenir eventuales falsificaciones de identidad.

Ecosistema integrado

Para la compañía Malaysia Airports Holdings Berhad (MAHB) la evolución desde los procesos manuales y analógicos propios del concepto de Aeropuertos 1.0, derivó en una instancia 2.0 signada por procesos de autoservicio (auto check-in, entrega de equipaje rápida, etc.). Luego se plasmó la etapa 3.0 mediante la digitalización para optimizar el monitoreo y el procesamiento del flujo –a través de aplicaciones móviles que facilitan el auto check-in, el auto-despacho y la búsqueda digital de caminos, por ejemplo. Y ahora el nuevo enfoque de Aeropuertos 4.0 pasa por la conectividad e información en tiempo real mediante la conexión de todos los interesados ​​en un ecosistema digital totalmente integrado. Así, la iniciativa Airports 4.0 de MAHB  incluye la transformación en un aeropuerto inteligente que utiliza datos de “token único” para que los pasajeros pasen de modo fluido a través de todos los puntos de contacto y se les brinden servicios personalizados. Esta iniciativa arrancará en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur (KUL) y se espera que esté plenamente implementada en 5 años. El desarrollo incluye una plataforma de Big Data y análisis impulsada por AI, que podrá modelar y simular la información recopilada y proporcionar soluciones predictivas y prescriptivas. Bajo el modelo que se está probando, los  pasajeros se identificarán al registrarse para generar los datos de token únicos incluido el reconocimiento facial, que se utilizarán en todos los demás puntos de control hasta la puerta de embarque. Previamente los pasajeros ya habrán descargado una app móvil  que les permitirá entre otras cosas saber cuál es el mejor momento para comenzar su viaje desde su casa y llegar a tiempo a la puerta de embarque considerando el tráfico y el tiempo de espera en los puestos de control en el aeropuerto Cuando lleguen al aeropuerto sus datos de token único se difundirán a todas las partes relevantes -como las aerolíneas, inmigración y aduanas-, lo que les permitirá realizar el check-in en forma automática y pasar el control de seguridad sin siquiera tener que sacar sus pertenencias. La  app además les indicará qué cola de inmigración es la más corta. Y luego el token les hará propuestas de compras en base a experiencias anteriores, para que puedan entretenerse mientras esperan para abordar el vuelo, cosa que podrán hacer sin tener que mostrar su pasaporte ni su boleto de embarque.

El despegue de esta tecnología inteligente es inminente. Y las organizaciones del sector aeronáutico deberán prepararse para incorporarla y convivir con ella.

Sigamos conversando en Twitter: @MarianoStorni

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog